El pasado jueves nos concentramos para condenar los tres asesinatos machistas que hubo la semana pasada y ese mismo día por la tarde no enteramos de un nuevo asesinato.

Hoy nos volvemos a concentrar para exigir de una vez por todas que cesen los asesinatos machistas, que las autoridades gubernamentales pongan todos los recursos humanos, fuerzas y cuerpos del Estado, para que cese de una vez por todas esta sangría interminable de asesinatos a mujeres solo por el hecho de ser mujeres. Exigimos que desaparezca el discurso de negación de la Violencia de Género de la extrema derecha, ese discurso de negación que se trasforma en empoderamiento de los maltratadores y asesinos que día tras día nos maltratan, violan, nos prostituyen, nos asesinan a nosotras las mujeres y a nuestros hijos e hijas.

En este mes de mayo ya son cuatro las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, María, Arantxa, Lourdes y Paula.

Paula, de 28 años y madre de dos niños y una niña es la víctima mortal número 19 de la violencia machista de 2023 y la 1.203 desde 2003. Su pareja, de 45 años, la asesinó con 14 cuchilladas el 17 de mayo en Torremolinos, Málaga, y huyó. Fue detenido horas después.

El crimen tuvo lugar sobre las 11:30 de la mañana cuando los vecinos, alertados por los gritos de Paula, trataron de entrar en el piso en el que vivía la pareja. Ante la negativa del agresor abrir la puerta, alertaron a la policía que al llegar solo pudo certificar su muerte.

El acusado del crimen machista está incluido en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, conocido como VioGén, por maltratar a dos parejas anteriores, de una de ellas llegaron a imponerle orden de alejamiento. Además la pareja anterior que tuvo el acusado tenía 22 años de edad y está desaparecida desde el año 2014. Ahora se sospecha que fue el asesino de Paula quien la pudo asesinar y deshacerse del cadáver.

Paula también figuraba en VioGén por haber sido maltratada por una pareja anterior pero nunca había denunciado a su asesino.

Al parecer, Paula ya había intentado separarse de su agresor en varias ocasiones por los malos tratos continuos a los que la sometía, tal y cómo han declarado sus compañeros de trabajo.

Con los tres hijos de Paula, el número de huérfanos de la violencia de género en España se eleva a 21 en 2023 y 398 desde 2013.

Además, una menor, India, ha sido asesinada este año por la pareja de su madre. Desde 2013 un total de 49 menores han sido asesinados por sus padres o las parejas de sus madres.

De los 19 agresores, solo 3 tenían denuncias previas por maltrato: 8 eran expareja o estaban en fase de ruptura y los otros 11 seguían manteniendo una relación sentimental con las víctimas.

Además de Paula, de 28 años, en 2023 han sido asesinadas: Lourdes (50), Arantxa (31), María (40), Rabea (45), Alina (39), Encarnación (81), Violeta (34), Anne Marie (63), Mari Carmen (39), Elia (17), Beatriz (47), Caterina (64), Eli (38), Paloma (45), Natalia (46), Belén (24), Eva María (46) y Hayate (46).

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido